¿Por qué es mejor un pienso natural para tu perro?

Los carnívoros, como perros y gatos, tienen una boca grande diseñada para tragar grandes trozos de carne, dientes puntiagudos para romper y filetear carnes, y un tracto digestivo corto y ácido diseñado para la rápida digestión de carnes.

Para los perros y gatos, un alimento apropiado incluiría una variedad de carnes en una dieta alta en proteínas, grasas moderadas y baja en carbohidratos.

Las grandes cantidades de cereales y carbohidratos NO son apropiados para los perros y gatos.

Las dietas apropiadas formuladas en muchos de los piensos naturales seleccionados en okmascota.es, tienen una alta concentración de ingredientes animales que proporcionan las proteínas, grasas,carbohidratos, vitaminas y minerales correctos en los porcentajes apropiados.

A grandes rasgos, las claves para elegir un pienso adecuado para nuestro perro se resumen en:

1. RICOS EN PROTEÍNAS ANIMALES
2. BAJO EN CARBOHIDRATOS y, a ser posible, sin cereales hiperglucémicos.
3. GRASAS ESENCIALES DE ANIMALES (carnes y pescado) y no de plantas
4. FRUTAS, VERDURAS Y PLANTAS.
5. SIN EXCESO DE CALCIO Y FÓSFORO.

1. ALTO EN PROTEÍNAS ANIMALES Y CONCENTRADO EN CARNE

Como carnívoros, los perros y gatos están adaptados para una dieta rica en proteínas cárnicas. La dieta ideal para un perro o gato se compone principalmente de fuentes animales, con una cantidad mínima de plantas y, siempre que sea posible, sin nada de cereales.

Los piensos naturales, sustancialmente tienen un porcentaje más alto en proteínas cárnicas que los alimentos convencionales para mascotas.

Las fórmulas altas en proteínas de los piensos naturales eliminan la necesidad de cereales como fuente de energía barata e
inapropiada.

Los aminoácidos esenciales que faltan a menudo en las proteínas de las plantas incluyen arginina, taurina, metionina, triptófano y lisina.

Al contrario que los carbohidratos (que afectan negativamente a los azúcares en sangre y se almacenan fácilmente en el
cuerpo como grasa), cuando se ha satisfecho la necesidad de proteínas del organismo, las proteínas se metabolizan en
energía o se eliminan del cuerpo mediante las funciones naturales. Las proteínas raramente se convierten en grasa
corporal.

Como las dietas altas en proteínas son más saciantes, los perros y gatos consumen, de forma natural, menos
con los piensos naturales que consumirían de cualquier alimento seco para mascotas.

¿Son perjudiciales para la salud de nuestro perro una elevada cantidad de proteínas?

Aunque una vez se pensó que una ingesta eleveda de proteínas podían provocar problemas de salud, hace muchos años que este mito ha sido desmontado por la comunidad científica.

Estudios han demostrado que las proteínas no causan problemas ortopédicos en los cachorros, ni provocan enfermedades de riñón en los perros mayores. 

De hecho, muchas proteínas son extremadamente beneficiosas: Ayudan al sistema inmunológico y al sistema nervioso central, contribuyen a curar heridas, ayudan a construir musculatura y son necesarias para la salud de la piel y el pelo.

Cualquier concepto de reducir las proteínas en los alimentos actuales para mascotas está claramente enfocado a reducir costes de los ingredientes, más que la preocupación por la salud de los perros y gatos.

• Aunque una vez se creyó que las dietas altas en proteínas estaban asociadas a enfermedades del riñón, los estudios clínicos han demostrado una y otra vez que no existe asociación entre las dietas altas en proteínas y las enfermedades del riñón.

• El mito de que las dietas altas en proteínas son dañinas para los riñones probablemente comenzó porque, en el pasado, a los pacientes con enfermedades del riñón se les solía poner una dieta baja en proteínas (y así, baja en nitrógeno).

• Desde entonces, la ciencia ha demostrado que, para los pacientes con enfermedades del riñón, lo importante es la calidad de las proteínas, no la cantidad.

• La capacidad de que el exceso de proteínas en la dieta induzca a fallos en el riñón ha sido estudiada tanto en perros que ya presentan fallos renales crónicos, perros con un sólo riñón y perros mayores. Todos los estudios concluyen que la alta cantidad de proteínas no afecta negativamente a los riñones.

• Las proteínas de la dieta consumidas por encima de los requisitos diarios no se almacenan, sino que se deaminan10 seguido por la oxidación del esqueleto de carbono gracias a la glucosa o el metabolismo de la grasa. El residuo de nitrógeno que se genera se excreta con la orina ya sea como urea o como amoniaco.

• Tampoco existe un vínculo directo entre el exceso de proteínas y el desarrollo esquelético de los cachorros y perros en crecimiento de raza o tamaño alguno. Es la ingesta de calorías y de minerales – NO LA INGESTA DE PROTEÍNAS – la que está directamente correlacionada con los problemas ortopédicos de los perros en desarrollo.

• La restricción de proteínas en los perros mayores sanos no sólo no es necesaria, sino que puede ser perjudicial. Los requisitos de proteínas, en realidad aumenta en casi un 50% en los perros mayores, mientras que sus requisitos energéticos tienden a disminuir. Cuando no se proporcionan proteínas suficientes, se puede agravar la pérdida de masa corporal asociada a la edad y puede contribuir a una mortalidad temprana.

2. MENOS CARBOHIDRATOS, SIN CEREALES

Si los perros y gatos no han evolucionado para comer cereales o metabolizar carbohidratos y no tienen necesidad nutricional de carbohidratos, entonces ¿por qué se incluyen en sus alimentos?.

La mayoría de consumidores se sorprenderían al saber que su alimento para mascotas “súper Premium” o “integral” contiene más del 40% de cereales y un 40-50% de carbohidratos – un nutriente del que su perro (o gato) no tiene ningún requisito nutricional.

Entonces, exactamente, ¿por qué los alimentos convencionales para mascotas tienen tantos carbohidratos ncionales para mascotas tienen tantos carbohidratos y cereales? scotas tienen tantos carbohidratos y cereales? y cereales?.

Los cereales y carbohidratos se utilizan como fuente barata de calorías, al igual que por su rápida disponibilidad, fácil transporte, fácil procesamiento y fácil almacenamiento.

• Los cereales comenzaron a aparecer en los alimentos para mascotas hace 70 años, cuando los consumidores pensaron en la conveniencia del alimento en bolsas, y los fabricantes quisieron reducir costes reemplazando la carne por calorías de cereales más baratos.

• Aunque los cereales como el trigo proporcionan calorías a bajo precio, su alto contenido en carbohidratos contribuye a la resistencia a la insulina, obesidad, diabetes y origen de otros problemas de salud.

• Los alimentos para mascotas actuales altos en carbohidratos provocan fluctuaciones del azúcar en sangre, resistencia a la insulina y son considerados como una causa de obesidad, diabetes e inicio de otros problemas de salud en perros y
gatos.

• Los alimentos secos convencionales para mascotas tienen un contenido de carbohidratos muy alto, excediendo muchos alimentos el 40-50% del contenido total de carbohidratos.

• ¡Casi la mitad de los alimentos secos para perros son azúcares simples no esenciales! Este hecho importante a menudo no es sabido por los consumidores ya que no se requiere a los fabricantes que indiquen el contenido de carbohidratos de sus envases.

• La ingesta de carbohidratos por encima de las necesidades diarias del perro (lo que ocurre a menudo con los alimentos convencionales para mascotas) provoca que las enzimas internas guarden los carbohidratos extra como grasa corporal.

• Los Perfiles de Nutrientes de la Asociación Americana de Oficiales Controladores de la Alimentación (AAFCO) muestran que los carbohidratos no son esenciales para los perros y los gatos y que no es necesario un nivel mínimo de carbohidratos en sus dietas.

El problema con la mayoría de los alimentos convencionales para animales no es que contengan algunos carbohidratos, sino que contienen DEMASIADOS carbohidratos.

3. GRASAS DE ANIMALES, NO DE PLANTAS

Desde nuestra visión como seres humanos, consideramos que las grasas son malas y concluimos que, por lo tanto, también lo serán para nuestro perro... y esto no es así.

• Al contrario que nosotros, los humanos, los perros y gatos no sufren problemas de colesterol no enfermedades cardíacos causados por altos niveles de grasas animales.

• La grasa es una parte muy importante de la nutrición del perro y gato, proporcionando una fuente de energía concentrada y proporcionando ácidos grasos esenciales (AGE) que no se sintetizan de otro modo en el organismo.

• Los perros y los gatos requieren una alta cantidad de grasa en sus dietas.

Los ácidos grasos esenciales

Aquellos ácidos grasos que nuestras mascotas no pueden producir se deben obtener a través de la dieta. Estos se llaman ácidos grasos “esenciales”.

Los dos ácidos grasos esenciales que se discuten más comúnmente en nutrición son los ácidos grasos omega 6 y los ácidos grasos omega 3. Los ácidos grasos omega 3 son menos comunes y se encuentran en el aceite de pescado, el aceite de semillas de lino y en fuentes marinas como la espirulina y las algas verdes y azules.

Una falta de omega 6 es extremadamente rara. Muchos alimentos para mascotas tienen demasiado omega 6 y les falta omega 3.

Ácidos grasos Omega 3

Existen tres tipos principales de ácidos grasos. EPA, DHA y ALA. Para los perros y gatos, el EPA y DHA son esenciales, el ALA no lo es. Los ácidos grasos omega 3 del pescado son ácidos grasos EPA y DHA. Los ácidos grasos omega 3 del lino (u otras plantas) son ácidos grasos ALA.

4. FRUTAS, VERDURAS Y PLANTAS

Frutas y verduras

Las frutas y verduras contienen saludables vitaminas, minerales, fibras y otras sustancias llamadas fitoquímicos de forma natural.

Plantas

Las plantas ayudan al organismo a eliminar toxinas estimulando los procesos fisiológicos, como la limpieza del hígado. 

También sirven como tonificantes y potenciadores que fortalecen los órganos, glándulas y tejidos en partes específicas del cuerpo, como fortaleciendo el corazón y ayudando a la digestión.

Las plantas ponen al organismo a tono con la naturaleza.

Las hierbas se consideran un alimento más que una medicina, porque son completas, naturales y puras.

Las plantas están llenas de vitaminas, minerales y fitoquímicos. 

Las hierbas siempre han sido una parte natural e integral de la dieta felina y canina. En la naturaleza, los animales
buscan instintivamente hierbas sanadoras que les ayudan cuando están enfermos o desnutridos.

5. SIN EXCESO DE CALCIO Y FÓSFORO.

La ingesta excesiva de calcio puede provocar un retraso en el crecimiento y anormalidades en los huesos y articulaciones, mientras que el exceso de fósforo puede tener efectos deteriorantes en el riñón.

Los piensos naturales están elaborados con altos porcentajes en proteínas y normalmente contienen altas inclusiones de harina de pollo, de pescado o de pavo. Estas harinas están elaboradas con carne, huesos y cartílagos, con huesos que proporcionan una fuente muy rica y natural de minerales. Por ello, no es necesario aportar suplementos de calcio o fósforo a su mascota, pues ya tiene la cantidad recomendada en una dieta equilibrada.

En www.okmascota.es hemos seleccionado una amplia gama de piensos para su perro que persiguen ofrecer una dieta natural y equilibrada siguiendo las drectrices que hemos mencionado.

Fuente: Libro Blanco de Orijen


Publicidad

Adiestramiento Canino